Francine Piaia 1

Cuando estuve en Curitiba pude observar muchas cosas… Como oscurecía a las 6 de la tarde y una caminata por el centro no era para nada aconsejable a horario nocturno, después de comer, los días de semana, no había otra que ver televisión…

Terminada la famosa novela de las 8 (le dicen la de las 8, pero la pasan a las 9) aparecía en escena el famoso Big Brother Brasil en su novena edición. Banalidad de sobra y argumentos parecidos con respecto a la edición argentina pero con una gran diferencia: 1.000.000 de reales para el ganador contra los miserables $ 100.000 de la versión vernácula.

La cuestión es que la maquinaria de generar dinero y oportunidades de la versión brasileña no se compara en nada a la de nuestro país. Muchos más sponsors, más importantes, un nivel de encendido casi absoluto en esa franja horaria y ventas millonarias de merchandising del programa por parte de la Globo, convierten al “Gran Hermano” vecino en un cúmulo de razones para ser considerado un negocio rentable y sustentable (ya va por su novena edición, una por año) pese a quien le pese.

Pero esto no se queda acá, Endemol y Globo se han hermanado a Playboy, por lo que chica atractiva que sale de la casa va a parar a la revista, seguramente, con récord de ventas. Casualmente la edición de junio, presenta en su tapa a Francine Piaia, una de las finalistas del show televisivo, que actualmente se la pasa recorriendo todo Brasil estampando su firma en las revistas que compran los fanáticos que llenan y alborotan los shoppings en donde se realizan las presentaciones.

A todo esto, pienso que hay cuestiones culturales que influyen de sobremanera para que el formato arrase en Brasil y comparta éxitos y rotundos fracasos en nuestro país, pero más allá de ciertas costumbres, la producción del programa trabaja mejor y hace mucho por mantener el suspenso (por ejemplo, hicieron entrar en la casa a dos sexagenarios para que convivan con jóvenes). En otras palabras, cuentan con más recursos que sus pares locales…

¡Linda forma de hacer negocios! …

Foto:  Tapa de Playboy Brasil del mes de junio (Francine Piaia)