Francine Piaia 1

Cuando estuve en Curitiba pude observar muchas cosas… Como oscurecía a las 6 de la tarde y una caminata por el centro no era para nada aconsejable a horario nocturno, después de comer, los días de semana, no había otra que ver televisión…

Terminada la famosa novela de las 8 (le dicen la de las 8, pero la pasan a las 9) aparecía en escena el famoso Big Brother Brasil en su novena edición. Banalidad de sobra y argumentos parecidos con respecto a la edición argentina pero con una gran diferencia: 1.000.000 de reales para el ganador contra los miserables $ 100.000 de la versión vernácula.

La cuestión es que la maquinaria de generar dinero y oportunidades de la versión brasileña no se compara en nada a la de nuestro país. Muchos más sponsors, más importantes, un nivel de encendido casi absoluto en esa franja horaria y ventas millonarias de merchandising del programa por parte de la Globo, convierten al “Gran Hermano” vecino en un cúmulo de razones para ser considerado un negocio rentable y sustentable (ya va por su novena edición, una por año) pese a quien le pese.

Pero esto no se queda acá, Endemol y Globo se han hermanado a Playboy, por lo que chica atractiva que sale de la casa va a parar a la revista, seguramente, con récord de ventas. Casualmente la edición de junio, presenta en su tapa a Francine Piaia, una de las finalistas del show televisivo, que actualmente se la pasa recorriendo todo Brasil estampando su firma en las revistas que compran los fanáticos que llenan y alborotan los shoppings en donde se realizan las presentaciones.

A todo esto, pienso que hay cuestiones culturales que influyen de sobremanera para que el formato arrase en Brasil y comparta éxitos y rotundos fracasos en nuestro país, pero más allá de ciertas costumbres, la producción del programa trabaja mejor y hace mucho por mantener el suspenso (por ejemplo, hicieron entrar en la casa a dos sexagenarios para que convivan con jóvenes). En otras palabras, cuentan con más recursos que sus pares locales…

¡Linda forma de hacer negocios! …

Foto:  Tapa de Playboy Brasil del mes de junio (Francine Piaia)

entrada-unilivre

Estuve hace algunos días en Curitiba. Por esa y otras razones no actualizaba el blog, ya que recién regresé a Córdoba hace alrededor de 10 días. Para más adelante, prometo un análisis detallado de como se vive en la Capital del Estado de Paraná, pero ahora, me encargaré de uno de los lugares que llamó mi atención de un modo muy particular… Me estoy refiriendo a la UNILIVRE (Universidad Livre del Medio Ambiente).

Este espacio localizado en el barrio de Pilarzinho es un sitio que difícilmente se pueda comparar con algún otro. Como sus propias autoridades la definen, la UNILVRE constituye un local de producción de conocimiento multi e interdisciplinario sobre medio ambiente y sustentabilidad urbana que desarrolla y ejecuta proyectos socio-ambientales y programas de capacitación para diversos públicos.

Se pueden tomar varios cursos en la Universidad, pero lo más impactante, es la belleza del paisaje que rodea a las aulas. Con una entrada que nos conduce por un encantador camino selvático y que culmina con extenso lago en el que puden encontrarse cisnes negros, varias especies de aves y otros animales (vi algo que podía parecerse a un pato anaranjado que nadaba por abajo del agua), nos encontramos con el edificio de aulas, construído con troncos de eucaliptos y otras maderas como cedro y cambará. ¡Cómo para no inspirarse!

Realmente, si van por Curitiba, pasen por la UNILIVRE, se los recomiendo, y si bien es un ejemplo en cuestiones de ecología, no podemos negar que el lugar se posiciona como una atracción turística de la ciudad y como un símbolo del Marketing Ambiental.

Creo que mucho más, no les puedo decir, tienen que verlo con sus propios ojos… Eso sí, no se queden con el cuento de que en Curitiba todo es color de rosas porque para nada es así… Pero eso será tema de un próximo artículo…

Foto: El autor de este blog en el camino selvático descripto.