10 años de gym

septiembre 26, 2011

Se que me estoy saliendo un poco de la temática, aunque pensándolo bien, quizás no sea tan así.

El hecho es que la semana pasada cumplí 10 años de ir ininterrumpidamente al gimnasio, logro que, aunque por fuera parezca algo banal, a mí me llena de satisfacción.

En un comienzo uno se ve motivado para ir al gimnasio por cuestiones estéticas, vernos lindos y saludables es lo que nos incentiva. Con el tiempo, por lo menos en mi caso, la asiduidad en la concurrencia se convirtió en un ESTILO DE VIDA y en un compromiso conmigo mismo, y también en una PASIÓN.  No voy obligado ni mucho menos, me encanta ir y voy renovando esa motivación día tras día con mucho entusiasmo.

Algunos pensarán que estoy loco, pero esto es lo que siento y si bien no es todo color de rosas (algunas lesiones he sufrido), agradezco realmente haber podido ser tan constante.

Me ayuda, me saca el stress, me entretiene, me despeja y me desafía (en el buen sentido de la palabra). ¡Gracias gym por estos 10 años!.

Foto: En el gym hace aproximadamente 2 meses.

Mirando las actualizaciones de mis contactos en Facebook, me encontré con un interesante video que publicó mi prima.

Ric Elias, CEO de Red Ventures, una compañía que presta servicios de Marketing, disertó acerca de una experiencia límite que vivió en un vuelo que casi estaba llegando a Nueva York en enero de 2009. A partir de ese incidente y de sus vivencias, Ric comparte las enseñanzas que incoroporó a su vida personal.

Para escucharlo y para reflexionar… ¿Qué opinan?

Para los que no lo saben, Pasión Redonda es mi blog de fútbol.

Me parece realmente válido, a esta altura, contar la experiencia que tuve con el mismo, entendiendo que los tiempos cambian y que actualmente, ya no le puedo dar la prioridad que le otorgaba 4 años atrás…

La historia comienza en septiembre de 2005, cuando a punto de recibirme, ideamos con 2 amigos la apertura de un sitio futbolístico impulsados por la PASIÓN que tenemos por este maravilloso deporte y también, por qué no decirlo, por la moda de los blogs, que explotaba de sobremanera por aquel año…

Todo comenzó fantásticamente, aprendimos mucho acerca de la blogósfera y estábamos entusiasmadísimos. El mundial de Alemania se acercaba y con el comienzo de 2006, nuestras visitas crecían exponencialmente. Yo, recién recibido y desocupado, tenía tiempo y ganas para dedicarle al blog y uno de mis amigos (la otra persona que aportaba sus opiniones en la página), al ser un fanático de la escritura y al tener tiempo porque estaba todavía estudiando, se sentía en su salsa… Tanto es así que una noche antes del estreno y después de haber tomado un poco de más, recorrió raudamente los pisos de su edifcio dejando innumerables volantes por debajo de las puertas…
Lee el resto de esta entrada »