Rio 2016La designación de Río de Janeiro como sede de los Juegos Olímpicos de 2016 es un triunfo para toda Sudamérica. El hecho de que el evento deportivo más significativo sea albergado en nuestro continente debe dejar una enseñanza importante: Haciendo las cosas bien, PLANIFICANDO y anhelando algo con mucha fuerza, se puede conseguir…

Me acuerdo la desazón de los brasileños cuando en 1997, Río quedaba relegada ante Buenos Aires en la pre-selección para organizar los Juegos de 2004. A partir de ahí, presentaron otras candidaturas, pero nunca se quedaron, hasta que al fin, desarrollaron un plan consistente y factible para poner en práctica a partir de este año si eran designados como sede…

De Buenos Aires, ni recuerdos… Nunca más se insistió ni se insistirá, y por como está haciendo las cosas este gobierno, mejor que ni se intente…

Lo cierto es que la “Cidade Maravilhosa” tendrá 7 años para hacerle frente a una serie de dificultades importantes como la seguridad y la escasa información al turista que se brinda en la “Zona Sul”, entre otras cosas, y si bien los Panamericanos de 2007 sirvieron de experiencia y ayudaron enormemente al posicionamiento de la ciudad para esta candidatura, el trabajo será arduo y deberá ser persistente…

Hablando del video institucional, el mismo es realmente sorprendente y muestra todo el aparato cultural carioca (fútbol, samba, playa). Suscita emociones, en el pueblo brasileño y en los extranjeros, ya sea que conozcan o no el lugar en cuestión… En definitiva y marketineramente hablando, te muestra los beneficios de que los Juegos sean en Río, describe la alegría del pueblo y te hace imaginar como sería estar ahí, evidentemente, provocándote ganas de ir…

A disfrutarlo 🙂

Y ahora… ¿Dónde nos metemos a la estrella que acabamos de contatar para ser la cara de nuestro producto?…

Situaciones como la descripta anteriormente pueden suceder, y son más frecuentes de lo que pensamos…Es así como la empresa auspiciante ve todos sus esfuerzos tirados por la borda por un acontecimiento que directamente no puede controlar. Tanta ilusión, tanto optimismo que había generado la sponsorización de su producto por parte de una figura de elite y todo termina de un modo bastante cruel…

La instancia en la que el deportista “fracasa” en su actividad, representa un “momento de verdad” para la empresa que lo contrató para valorizar la imagen de su producto o servicio. La asociación deportista-empresa es realmente fuerte en estos casos, y un mal día de la estrella puede significar una pérdida de credibilidad sumamente considerable y por ende, un deterioro en la rentabilidad que no era esperado.

Hay varios casos emblemáticos que de alguna forma, ilustran esta situación particular, por ejemplo, la frustrante actuación de José Meolans en Atenas 2004 cuando era favorito a obtener alguna medalla. El pobre desempeño de José fue un golpe de nocaut para Magna…Ni lerdos ni perezosos, la marca retiró todos los carteles de las calles cordobesas al día siguiente de la eliminación del nadador. Evidentemente en ese momento, todos asociaban a las bebidas saborizadas con la derrota. Si tomo esto, pierdo seguro, murmurábamos por aquel entonces…
Lee el resto de esta entrada »