paulo-hartungMe conmueve demasiado lo que está pasando en el Estado de Espíritu Santo en Brasil, ya que visité su capital Vitória dos veces (2012 y 2015) y la pasé excelentemente bien en ambas oportunidades.

La Policía Militar entró en paro porque no hay forma de que puedan acceder a un reajuste salarial desde hace 7 años. Los gobernantes, bien gracias, hasta se ríen de los reclamos.

Resultado: Tierra de nadie, robos, asesinatos.

Se acuerdan de lo que pasó en Córdoba el 3 de diciembre de 2013 por la total impericia de Cristina y de De la Sota. Es lo mismo pero quizás peor. Una parte del pueblo sin valores que les roba a sus hermanos. Algo que es tónica en Brasil y en Argentina.

Lo peor de la cuestión es la descorazonada reacción del gobierno del Estado, a cargo de Paulo Hartung, quien seguramente no tenga conocimiento alguno de lo que representan las técnicas de negociación colaborativas.

En lugar de separar las personas del problema, ahondar en los intereses de la policía y sus familiares (las mujeres de estos últimos son las que negocian ya que los policías están acuartelados porque ellos no tienen derecho a reclamo), buscar y proponer opciones creativas y basarse en criterios objetivos, el gobierno insiste en culpar y demonizar a la contraparte, instiga a la población contra ellos y se lava total y ferozmente las manos. Ahora los quiere procesar por desacato, elevando así la escalada violenta en la negociación.

Lee el resto de esta entrada »

praia-ilha-do-frade-2

Ilha do Frade. Vitória. Espíritu Santo. Brasil

En mi estudio de la Inteligencia Emocional a través de la realización de una Maestría y buscando ponerla en práctica en próximos cursos de capacitación, pude descubrir una relación explícitamente directa entre la adquisición y la práctica continua de diferentes habilidades que se nuclean dentro de la disciplina fomentada por el archiconocido psicólogo Daniel Goleman con el hecho de impartir un viaje en «soledad» (uno nunca termina estando solo).

Si hablo de «Autoconocimiento», me estoy refiriendo a la inteligencia interpersonal… ¿Qué mejor manera de conocerse a uno mismo, de saber lo que vamos sintiendo cuando nos enfrentamos a situaciones que se alejan de la «famosa» y «pasmosa» zona de confort?

Hablar en otro idioma, hacer nuevos amigos, descubrir y adentrarnos dentro de una cultura diferente, planificar los traslados, dejarse llevar por sensaciones positivas… Todas estas cosas, van a elevarte la «Confianza en vos mismo» (Autoconfianza) y vas a descubrirlo cuando estés de vuelta en tu casa y te enfrentes a situaciones cotidianas.

Dicha «Autoconfianza» te va a permitir, por ejemplo, poder expresar opiniones que despierten rechazo y arriesgarte por lo que considerás correcto, ya que se trata de un fuerte sentido de lo que valemos y de nuestras capacidades.

Lee el resto de esta entrada »

Novedades…

noviembre 1, 2016

Inteligencia Emocional

No había pasado por el blog para comentarles que desde julio pasado soy Magíster en Inteligencia Emocional por la Universidad de Extremadura (España). Realmente estoy feliz de haber culminado un programa tan completo, por lo que me estoy encargando de ver como poner en práctica todo lo que aprendí. Además, el rendimiento que tuve también me proporcionó una gran alegría…

universidad-de-extremadura

Negociación

Muy contento también de culminar el tercer año consecutivo de capacitación en «Desarrollo de Habilidades de Negociación». Encantado con el grupo y con el lugar que conseguimos para las clases, Flug Coworking, aquí en Córdoba. Habrá más el año que viene…

collage-negociacion

Cambios…

octubre 10, 2016

cambios-2A partir de ahora, el blog deja de llamarse Mundo Management, por lo que queda denominado con mi nombre personal. Aunque no lo crean, pasaron más de 10 años y los objetivos con los que este espacio fue creado, se modificaron bastante…

En los comienzos, era un profesional recién recibido que tenía la saludable intención de escribir acerca de todo lo relacionado al ManagementEn los últimos tiempos, el blog se había convertido más en un repositorio personal de actuaciones, logros y eventos con el agregado de algunos posts esporádicos sobre las temáticas en las que me fui especializando: Empresas Familiares, Negociación y últimamente, Inteligencia Emocional. Esa será la tónica con la que el sitio va a continuar…

Desde ya que seguiré escribiendo, porque este espacio nuclea todas mis inquietudes y mi desenvolvimiento profesional. Pasaron muchos cursos, un libro editado, grandes alegrías…

Solamente, cambió un poquito la persepectiva. Todo cambio siempre es bienvenido y el blog no podía ser ajeno a lo que es hoy mi carrera profesional y a lo que quiero que sea en el futuro.

Un afectuoso saludo para todos.

Luke Wilson representando a Jack Harris en Middle Men.

Luke Wilson representando a Jack Harris en Middle Men.

La práctica hace al maestro, y en este caso, podemos asegurarlo plenamente… La mejor forma de aprender a negociar es practicar, practicar, practicar, internalizar lo aprendido y reflexionar acerca de cada una de nuestras actuaciones individuales en la mesa de negociación para después poder incorporarlo y actuar en consecuencia en el próximo encuentro.

Dentro de este marco de virtuosidad, aparecen las películas (y también algunas series), elemento fantástico sí los hay que permite a quien se tome el trabajo de analizarlas, la posibilidad de desarrollar una serie de habilidades y aprendizajes que son fundamentales para encarar un problema o resolver un conflicto. Pasamos a listarlas:

1-Empatía: ¿Me identifico con el personaje? ¿Haría las cosas de la misma manera? ¿Cómo procedería si estuviera en su lugar? ¿Tuvo una actitud proactiva o reactiva? ¿Cuáles son sus valores? ¿Son parecidos a los míos?

2-Utilización de técnicas: En las situaciones de la película: ¿Se aprecian las etapas del modelo colaborativo?. Si alguien es competitivo: ¿Cuáles son los motivos? ¿Están presentes los CRITERIOS OBJETIVOS? ¿Hay soluciones creativas? ¿Se busca la satisfacción de la contraparte? ¿Se aplica algún principio de la persuasión?

3-Lenguaje Corporal: ¿Qué significa ese movimiento, ese gesto? ¿Se condice con lo que está diciendo? ¿Cómo influyen el marco de referencia, el modelo mental, la personalidad y la generación a la que pertenece en el individuo que está llevando a cabo una negociación?

4-Emociones: ¿Qué está sintiendo? ¿Cómo se expresa? ¿Hay algún obstáculo o persona que pueda sacarlo de las casillas? ¿Desarrolla técnicas de control emocional?

5-Preparación: ¿Se preparó la negociación? ¿Cuáles fueron las consecuencia de haber o no haberse preparado? Recordemos que esta última representa más de un 80% de las probabilidades de suceso para ambas partes.

En fin, siempre tenemos que tener en cuenta que la película a analizar debe ser atractiva, la historia dentro de la misma debe tener sentido y los personajes, necesitan emanar algunas características con las que puedan ser identificados. De nada sirven escenarios soporíferos y extremadamente tristes o perversos (no todos) como me mostraron en el posgrado que realicé.

En este sentido, cambié radicalmente la perspectiva y me divierto mucho con la versatilidad del personaje de Jack Harris en Middle Men o con las personalidades controladoras y excénticas (respectivamente) de Niki Lauda y James Hunt en Rush.

Divertir y divertirse esa es la cuestión. Propiciar el análisis con escenarios lúdicos, motiva y entretiene. A tenerlo en cuenta…

PD Tengo una lista con excelentes películas para trabajar todas las habilidades negociadoras…

Finalizando el cursoEl pasado martes 1 de septiembre, terminé de dictar el Curso de Desarrollo de Habilidades de Negociación en el Instituto Mariano Moreno (1ra Promoción). Feliz, contento y con mucha alegría.

Puedo decir que los objetivos se cumplieron con creces. Me encanta idear y escribir los Casos Prácticos que utilizo. Es un verdadero placer, en todos los sentidos…

En esta oportunidad, como el curso tuvo una duración de 4 meses, pudimos explayarnos en temas claves que son fundamentales para el desarrollo y el crecimiento de habilidades en el campo de la Negociación.

Trabajamos con películas, insistimos mucho en el «role playing» y disfrutamos cada una de las situaciones vividas y experimentadas.

Así, da gusto dictar clases…

Para despedirme, les dejo una frase en la que hicimos mucho hincapié, sobre todo, en los últimos encuentros: «Si me engañas una vez, debería darte vergüenza. Si me engañas dos, debería darme vergüenza»…

Seminario Empresas Familiares NUEVOEl pasado 20 de noviembre tuve el privilegio de abrir el Primer Seminario de Empresas Familiares en el Consejo Profesional de Ciencias Económicas de Córdoba. El tema de mi conferencia fue la «Convivencia Generacional en la Empresa Familiar».

Particularmente, hablé de las diferencias generacionales y las distintas visiones y aspiraciones que pueden presentarse en la familia y por consiguiente, en la empresa.

Gracias a Dios, la participación del público fue excelente. Entre todos disfrutamos de la jornada, la cual también contó con el aporte del Lic. Marcelo Calderón y de un formidable panel a cargo de empresarios cordobeses entre los que se destacó Romina Gleria de «Boutique Du Sens».

Seguimos adelante buscando crear conciencia acerca de la importancia de las Empresas Familiares para toda la sociedad…

Enseñando Negociación…

diciembre 10, 2014

Foto grupal del cursoEn la segunda mitad del año 2012, hice un Posgrado en Negociación Avanzada en la Universidad de Belgrano. Si bien aprendí bastante, no me identificaba con los capacitadores en muchos aspectos, por lo que si en un futuro quería proponer algún curso acerca del tema, tendría que pensarlo dos veces y cambiar radicalmente la perspectiva…

Gracias a Dios, al día de hoy, puedo decir que lo hice, con material nuevo, mucho más actualizado y determinante, y escribiendo casos prácticos propios (algo que me fascina). La experiencia fue sumamente enriquecedora, un Taller de Desarrollo de Habilidades de Negociación para empresas del medio. Quedé muy contento con lo que pude ofrecer… Habrá más.

Con la casaca loba. Bélgica-ArgeliaAun no puedo creerlo del todo… Debo revelar con mucha satisfacción, que estuve presente en una Copa del Mundo. No lo llamo cumplir un sueño, porque los sueños son otros, pero sí puedo decir que me di un gran gusto… Probablemente, uno de los más significativos de mi existencia (hasta este momento).

Desde el año 2007 que pensaba que no me podía perder un Mundial en Brasil. BRASIL, un país que tantas veces visité y por el que tengo una sensación de cariño indescriptible.

Desde que volví de Vitória en 2012, sabía que lo que se venía era el evento futbolístico por excelencia. En Agosto del año pasado (antes que comenzara a venderse el primer remanente de entradas) ya estaba como un poseso buscando todo tipo de información. Aparecieron amigos que estaban igual de entusiasmados pero que después no se animaron a pegar el gran salto… Hace falta que te etiquete CT…

Finalmente decidí el destino y gracias a Dios no me equivoqué… Belo Horizonte aparecía en el mapa… «BH  não tem mar, mas tem bar»  reza la leyenda… ¡Qué decir! Me llevo recuerdos increíbles de esta ciudad. La calidez de su gente, la belleza de sus paisajes…

La forma de ser del mineiro es extraordinaria, son simpáticos y prestativos en todo momento y lugar.

El ambiente de una Copa del Mundo es único por donde se lo mire. Te cruzás con gente de todos los países. Argelinos, iraníes, belgas, franceses, estadounidenses, japoneses, colombianos, chilenos, mexicanos. ¡El amor por el fútbol se eleva a lo supremo!

Fui a ver dos partidos (los tengo grabados a fuego), Bélgica-Argelia el martes 17 de junio y Argentina-Irán el sábado 21.

Párrafo aparte para el sistema de transporte que puso el municipio de la ciudad (los «Terminal Copa»). La cola era interminable… Gente grande, chicos chiquitos parados casi dos horas hasta llegar al Mineirão. Mejoras radicales en la organización hubiesen sido deseables.

Ahora, el estadio y el paisaje que lo rodea por fuera… Impresionantes… La «Lagoa de Pampulha» y la «Igreja São Francisco de Assis» (una genialidad de Oscar Niemeyer) merecen toda la admiración posible.

¿Qué me queda? Días lindos e imprevisibles, museos admirables (Circuito Cultural Praça da Liberdade), interminables anécdotas.

Algunas de estas últimas:

Un fernet que se me reventó en el bolso que me hizo vivir 3 días con casi nada de ropa.

El notable agradecimiento de Washington (taxista que me llevó al hotel apenas pisé suelo belohorizontino) cuando le regalé una moneda de 10 centavos argentinos de «lembrança».

La recorrida desesperada por el centro de la ciudad el viernes 20 a la tarde con Joyce buscando la camiseta del América. Inconseguible, parecía que estabas intentando encontrar petróleo. Al final, terminé comprando una del Cruzeiro después del partido de Argentina.

El veterano amigo de Cóppola que estaba en el hotel y que creía que se las sabía todas.

La nota que me hicieron en el Mineirão para el Diario «El Litoral» de Santa Fe por estar con la camiseta de Gimnasia de Jujuy.

En fin, faltan varias, pero se haría larguísimo el post. Disfruté mucho. Salir en medio de la fecha más cargada de trabajo y tomar 4 aviones de ida y 4 de vuelta, bien valieron la pena.

Se viene Rusia 2018, parada obligada.

Anoche, por ejemplo, me costaba dormirme.  Le di play a los últimos minutos de Argentina-Irán. Reviví aquel gol del mejor jugador que jamás haya pisado un campo de juego. En la agonía, en la desesperación… Caí en el sueño con una sonrisa interminable.

Muitos brasileiros estão a favor de um time que cravou sete gols contra eles. É incompreensível. (Muchos brasileros van a hinchar por un equipo que les clavó 7 goles. Es incomprensible).

Deberían aprender de los ejemplos del propio Neymar y de Paulo Coelho.

Pese a la hermosa rivalidad futbolística, yo quería que Brasil le gane a Alemania. No me gustó ver sufrir a gente que aprecio y a una ciudad en la que fui excelentemente tratado como lo es Belo Horizonte. Con los alemanes no tengo nada en común, y creo que nunca lo tendré.

A veces es bueno y es necesario que sepamos separar las cosas. El fútbol podrá enfrentarnos momentáneamente, pero muchas más situaciones nos unen. Todo mi repudio a los comportamientos violentos y exacerbados (de los dos lados).

¡Vamos Argentina!